Make your own free website on Tripod.com

Home

ParTy 2002 | Desde la SuLtAnA del NoRtE | CYBER-FRIENDS | HoNoR a Pipito | El Amor | AuToEsTiMa | ¡¡¡ AtRaE eL aMoR yA !!! | NaDa | clan FIRMES | ¡¡ MaL dE AmOr !! | ¿AmOr PeRdiDo? | Hombres VS Mujeres | Judiciales Mexicanos | ToDo Un TrOvAdOr | FoToS dE Mis @mIgOs !!! | UniCA | AviSoS , SaLuDoS y AlGo MáS | Mis FoToS... | La SaBiDuRi@ DeL @gUiL@ | ChiStEs | MiS cAnCiOnEs FaVoRiTaS | @cErCa De Mi | FoToS dE Mis @mIgOs!!! | iNsPiRaCióN | ViSiT@!!! | eScRiBeMe... | CoMo @m@r??? | Ventas !!! | SeRiE cArT 2003
Regia Enamorada
El Amor

Nuestro entorno y el Amor

La simple idea de estar rodeado de personas que correspondan a nuestro afecto, que compartan los mismos sueños, intereses, exista plena confianza y respeto y sea una relación constructiva, es algo que en muchos momentos de nuestra vida deseamos. ¿Se puede estar rodeado siempre de personas positivas para nosotros?.

A continuación te presento un plan de cinco puntos esenciales que nos servirán para potenciar nuestras conexiones humanas existentes y para crear nuevas relaciones bendecidas por los Guías.


1.- Un imán de Relaciones Angélicas

Tu puedes convertirte en un imán de relaciones positivas, Lo único que tienes que hacer es concentrarte en lo que es tu naturaleza, es decir, analizar cuales son tus características esenciales, internas, concentrarte en ellas, y pide a tu Guía que te ayude a establecer encuentros con personas que tengan esta misma naturaleza, con el fin de complementarse y retroalimentarse en el aprendizaje de nuevas experiencias.

Nuestras necesidades y cualidades especiales al estar como prioridad en nuestra mente, se convierten en un imán para atraer a personas que nos ayuden a superar algún problema. Por ejemplo, si padeces de alguna enfermedad, este problema estará siempre presente en tu mente de manera conciente e inconsciente buscando una solución a su curación. Te darás cuenta que a tu encuentro vendrán algunas personas, que sufran de lo mismo, te cuenten su experiencia, y te den la solución de alivio. Esta es la mecánica de los Guías, acercarnos a personas que se complementen con nosotros con la finalidad de ayudarnos mutuamente.

2.- Abrir el corazón

Cuando nos sentimos heridos, muchas veces tomamos la decisión de cerrar nuestro corazón a nuevas relaciones y afectos, tememos ser lastimados otra vez, y pensamos que si nos mantenemos al margen y no nos involucramos emocionalmente con nadie (sean relaciones de pareja o de amistad) con esto estamos evitando el dolor. Esta reacción es totalmente normal en el ser humano, todos alguna vez hemos pensado y actuado de esta manera, solo que esto lejos de evitar el sufrimiento lo incrementa. Al no darnos a las personas, al no abrirles nuestro corazón, estamos actuando como un escudo para el amor, lo estamos rechazando y nos estamos negando la posibilidad de encontrar gente que corresponda a nuestros mismos sentimientos. Nos estamos negando el derecho del amor.

Si concentramos nuestros pensamientos en el daño que nos han hecho, esto también actuará como imán, y atraerá a personas que nos dañen nuevamente.

Cerramos nuestro corazón por defensa propia, pero la única defensa verdadera es la confianza en nosotros mismos y la protección de nuestros ángeles.

3.- Descubre tu propósito común

Dentro de todas las relaciones, existe un propósito en común. Algo que aprender juntos.

Cuando nos casarnos, cuando vivimos con alguien o pertenecemos a algún grupo, o una empresa, la mayoría de las veces no nos damos cuenta que dentro de esa relación hay algo de fondo que aprender juntos.

Por ejemplo, la mayoría de las veces, el propósito común de un matrimonio, es la formación de los hijos, pero si buscamos más a fondo, descubriremos que hay más que aprender juntos, como pareja, si descubrimos esto, estaremos alargando el amor en nuestro matrimonio aún cuando nuestros hijos ya no estén con nosotros.

Dentro de una empresa, a veces pareciera que la misión de cada uno de los trabajadores y empleados, es llevar al negocio a la cúspide, vender el producto, promocionarlo, etc. Tal vez el propósito en común de todos es aprender, la paciencia, el trabajo en equipo, la habilidad de solución de problemas, en fin, el equipo de trabajo, sin darse cuenta, está cumpliendo con un mismo propósito.

Siempre tenemos un propósito en común con la gente que nos rodea. Nuestros amigos y demás relaciones, durarán con nosotros el tiempo en el que hayamos desarrollado y aprendido uno del otro. Una vez hecho esto, cada uno seguirá su camino en busca de diferentes experiencias.

4.- La risa

La risa es el alimento del alma, las relaciones que mantienen la alegría de vivir y de divertirse juntos, son las más duraderas y las más sanas. Los Guías disfrutan mucho, de la felicidad de la gente.

El compartir la alegría de vivir debe ser siempre de manera positiva, sin ningún rastro de destrucción. Por ejemplo, un matrimonio en donde una parte es el comediante y la otra el humillado o el blanco de las bromas, no es precisamente sano, esta mecánica puede causar gracia al principio, pero después, aunque las dos partes estén aparentemente de acuerdo, terminará con destruir la autoestima de la persona que recaen las bromas y generará rencor hacia su atacante, aunque sea de manera inconsciente.

La risa, la alegría y la felicidad debe ser como la de los niños, cualquier cosa, cualquier momento, cualquier detalle que podamos compartir en el mismo nivel de diversión será constructivo en nuestras relaciones.

El sorprendernos de la vida misma, el disfrutar de las cosas simples, es parte de la alegría de vivir. No necesitamos diversiones sofisticadas ni dinero para ello, lo único que importa es liberar el sufrimiento que llevamos dentro para que ese sitio lo ocupe el amor y la felicidad.

5.- La disposición de soltar

Ninguna relación que establezcamos en esta vida puede ser eterna, todas tienen un principio y un final, y nosotros tenemos que tener la disposición de dejarlas ir, cuando se llegue el momento.

El fin de un amor o la muerte misma, son ejemplos de un final, que por lo general, nos es difícil aceptar. Este sentimiento es parte de nuestra naturaleza humana. Pero si nos concentramos en un amor frustrado o pasan los años y seguimos sin aceptar la muerte de un ser querido, esto se convertirá en un obstáculo para avanzar. Nuestra vida tiene que seguir y tenemos que darnos la oportunidad de conocer gente nueva con afectos nuevos que nos ayuden a regenerar en nosotros lo que hemos perdido. No podemos ir en contra de la Ley de Dios y de sus designios, lo que si podemos hacer es aprender de ellos cuando las circunstancias no sean comprensibles a nuestros ojos. Tenemos mucho que aprender y tenemos que avanzar.

Deja el pasado y concéntrate en el presente, que es lo único que existe en realidad.



La atracción del amor

El poder más grande que tenemos como seres humanos es el amor.

El amor es un imán que atrae a personas con la misma intención de amor, también atrae acontecimientos, y seres de otras dimensiones, como los Guías, que están en la misma vibración de amor.

Si nosotros queremos tener y sentir la presencia de los Guías a cada momento, y vivir sus milagros día a día, solamente tenemos que canalizarnos en el amor, para ello puedes practicar los siguientes ejercicios:

Recuerda a las personas que hayas querido, trata de percibir el sentimiento esencial que te unía o une a ella, recuerda sus actitudes, su forma de reír... etc. Este tipo de ejercicios hacen que nosotros recordemos a la persona por medio del sentimiento del amor, al recordar su forma de ser nos estamos situando en la esencia y no en la superficialidad de la persona, de este modo, el lazo de amor que nos une a ella se expande.


Trata de ver todo con amor, si existen situaciones negativas en algo o en alguien, no te centres en ello, compréndelo por medio del amor. Con esto verás que hasta la gente que ha tenido acciones mal intencionadas contigo, cambia y empieza a verte de diferente manera. No pienses ni hables mal de nada ni de nadie, no juzgues. Utiliza tu energía para el bien, no la desperdicies criticando a los demás, ni generando resentimientos.


Generando el Amor

Ten a la mano papel y pluma para hacer anotaciones. En un lugar tranquilo y en una posición cómoda, respira profundamente para relajarte y medita sobre lo siguiente:

¿Que es lo que más te gusta y te hace sentir apasionado?, ¿A quien amas?, ¿Que es lo que más te gusta hacer?, ¿Donde te gusta más estar?, ¿Que es lo que más te gustaría hacer si tuvieras la oportunidad?, ¿Cómo puedes expresar más amor en tu vida?, ¿Que puedes hacer para recibir más amor en tu vida?, ¿Cómo puedes celebrar mejor tu vida en en este momento?, ¿Como puedes darte el mayor gozo en este momento?, ¿Que puedes hacer para llevar más amor a la vida de otras personas?, ¿Qué es lo más amoroso que puedes hacer por ti la próxima semana?

Ahora cierra los ojos, imagina que lo Guías tejen una red de amor alrededor tuyo. Podrías visualizar esto como una red con hilos de oro y plata o simplemente imaginarlo como una irradiación de sentimientos amorosos, más cálidos, más suaves y más reconfortantes que una manta.

Repite este ejercicio diariamente 2 o 3 días más y agrégale más información que llegue a tu mente. Toma nota de cualquier percepción que recibas y haz lo posible para actuar sobre ello.